Tu talla

octubre 31, 2016 Escrito por Filomena Cooper - No hay comentarios

El tallaje de la ropa genera inseguridad en los jóvenes
01/12/2017¿Qué talla de pantalón tienes? Es una de las preguntas trampas de los dependientes cuando vamos a sus tiendas. ¿Qué hay que responder? Un “no lo sé” es lo más habitual. En ese momento te someten a un escrutinio para determinar cuál de sus pantalones es el que te va a entrar y te va a quedar bien, pero casi nunca aciertan.
Todos conocemos más o menos la talla que tenemos, una 40-42 en el caso de las mujeres es la más habitual, pero pocos son los establecimientos que tienen un tallaje superior. Lo peor de todo es que, cuando crees que ya sabes tus medidas y el tipo de pantalón que mejor te sienta, vas a otra tienda y allí es completamente distinto. El pantalón de la talla 40 no te cierra o ni si quiera te sube del muslo y la siguiente talla te queda grande. ¿Estás mal hecho? No, es el pantalón.
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) reclama, junto con otras asociaciones de mujeres, un patronaje común y obligatorio. ¿Esto qué significa? Que todas las cadenas de ropa tendrían que trabajar con las mismas medidas, lo único que cambiarían son los modelos, esa labor continuará siendo de los diseñadores. ¿Por qué es necesario un patronaje común? Los jóvenes son un grupo social muy influenciable, están sometidos, en su mayoría, a una gran presión social y su autoestima depende de la aceptación de los demás.
(INSERTAR IMAGEN PERSONA PROBÁNDOSE PANTALÓN)
Las críticas demoledoras causan graves problemas alimenticios, como bulimia y anorexia, tanto en hombres como en mujer. ¿Qué tiene que ver esto con el tallaje? Es una relación muy sencilla: si, por ejemplo, una chica de 16 años va a comprar un pantalón y termina en la sección de señora comprando lo que se supone que es una 46, porque es la única talla que se corresponde con su estatura y peso, y observa que el resto de sus compañeras y amigas adquieren tallas que van de la 36 a la 40, le generará una sensación de impotencia e inferioridad que mermará su capacidad de aceptarse y se lanzará a las dietas imposibles: “soy mi única esperanza de verme como quiero”, pensará. Y de ahí a dejar de comer o a ingerir alimentos y después vomitarlos no hace falta mucho.
“Las mujeres no somos las únicas que sufrimos este problema, afecta de igual manera a la población masculina”
Por eso, el Ministerio de Sanidad, bajo la tutela de Bernat Soria, publicó hace 8 años un estudio antropométrico en el que se estudiaba y comprobaba cuál era la talla real de las españolas.
Existen tres tipos de cuerpos
En el estudio se determinó que existen tres tipos morfológicos de cuerpos:
⦁ Cilindro, se puede distinguir porque las medidas de pecho, cadera y cintura son similares. Un 36% de las mujeres jóvenes tienen esta forma de cuerpo.
⦁ Diábolo, en este caso las medidas entre el pecho y las caderas coincide bastante bien y la cintura es de menos centímetros. Se da en un 39% de las mujeres mayores de 30 años.
⦁ Campana, esta forma de cuerpo la encontraremos en mujeres más maduras (25% de la población femenina mayor de 50 años). Consiste principalmente en que el pecho y la cintura son simétricos y las caderas son más anchas.
Estos son los aspectos más generales, pero, por supuesto, tú puedes encontrarte dentro de estas categorías sin cumplir específicamente con la edad. Finalmente este estudio no tuvo ningún tipo de repercusión y las marcas continuaron fabricando sus modelos de pantalones y tallajes siguiendo sus propios patrones.
La conclusión que se puede sacar de esto es que, aunque no debería ser así, finalmente las personas somos las que tenemos que adaptarnos a la ropa y no la ropa a nosotros. Esto no te pasará con nosotros, ya que hacemos ropa a medida para que se ajuste perfectamente a tu figura. En la página oficial de Filomena Cooper encontrarás también una tabla de tallas que te resultará muy útil para saber si usas una XS, S, M, L y la talla de pecho, cintura y caderas.

Comparte tus experiencias en la sección de comentarios o a partir de nuestras redes sociales. Muchas gracias por leernos y hasta el próximo post, feliz día.